Nombres de árboles de hoja caduca

Los caducifolios o árboles de hoja caduca son especies que comparten una característica, y es que sus hojas se caen en determinadas épocas del año para volver a crecer en las siguientes temporadas.

Habitualmente, se despojan de su follaje en los momentos más fríos del año, es decir, en las estaciones de otoño e invierno, incluso cambian de color antes de desprenderse. Son cantidad de ellos, así que puede que te suenen algunos de los nombres de árboles de hoja caduca que te vamos a mostrar a continuación, ¡no te pierdas nuestra lista!

Almendro

El almendro es un precioso árbol de hoja caduca cuyas flores tienden a ser de colores blancos o rosados y da lugar al delicioso fruto de la almendra, de la cual también se obtienen aceites. Se trata de una especia de la familia de las rosáceas que es capaz de crecer hasta los 10 metros de altura, aunque se suele mantener a una altura menor mediante técnicas de poda.

Su origen se determina en Asia Central, pues nace en las áreas montañosas de esta zona. Es una planta que llegó a España hace más de 2000 años y que ya plantaban en la península Ibérica los fenicios.

Nogal

El nogal puede alcanzar los 25 metros de altura y es un árbol que se aprovecha desde diferentes facetas gracias a sus increíbles propiedades. De él se extraen las nueces, también se emplea su madera para la construcción e incluso se usan sus hojas como elementos aromáticos naturales. Esta especie es muy popular en todo el mundo, ya que se trata de la más extendida en toda Europa, además de tener mucha presencia también en Asia.

Este árbol de origen milenario nace inicialmente en Oriente Medio y se extiende a lo largo de todo el mundo. No solo su fruto y sus propiedades son aprovechadas, también sirve como elemento ornamental en cantidad de paisajes exteriores.

Árbol de Judas

El árbol de judas alegra la vista cada primavera con sus preciosas y coloridas flores rosas. Se trata de una especie de las más resistentes, pues sobrevive bien en diversidad de temperaturas y es capaz de aguantar los cambios climáticos bruscos.

Curiosamente, podemos encontrar varios nombres de árboles que se refieren a esta misma especie, por ejemplo, también es conocido como el árbol del amor. Su altura no supera los 3 o 4 metros y alcanza su punto álgido llegados los 20 años.

Cerezo

Cuando llega la floración del cerezo podemos adelantar que el invierno está llegando de manera inminente. Se caracteriza por sus encantadoras flores de color rosado acompañadas por diminutos corimbos. El fruto que degustaremos más adelante va a ir madurando lentamente hasta el comienzo del verano.

Aunque hablemos del cerezo en un aspecto general, lo cierto es que existen cantidad de variedades de este árbol. Lo que más las diferencia es el aspecto de sus cerezas, el sabor de estas y su grado de acidez en el paladar. De este árbol también se aprovecha la madera para la fabricación de muebles y otras labores.

Ginko Biloba

Se trata de una especie de las más longevas que se conocen, de hecho, no se encuentran parientes en vida del Ginko Biloba y su presencia fósil se remonta a 290 millones de años. También es muy conocido como el árbol de los cuarenta escudos porque un amante de los árboles inglés compró tres ejemplares y pagó esta cantidad por cada uno de ellos.

Su aspecto es muy exótico y particular, con bellísimas hojas verdes que se retuercen, y puede llegar hasta los 35 metros de altura. Su origen se ha determinado en China.

Prunus Pisardi Cerasifera

Se trata de un ciruelo con características hojas de color púrpura que nos ofrecen una alegre explosión visual hacia el final del invierno, cuando aparecen sus pequeñas flores de color blanco creado el paisaje estacional más idílico. Dada su belleza, su uso es exclusivamente ornamental.

Se considera que esta especie es original de Persia y que empieza su historia en Europa central y el sudoeste asiático. Fue el jardinero Ernest François Pissard quien lo llevó hasta Europa, y de su apellido adoptó el nombre con el que se conoce. Su tamaño es bastante pequeño, ya que no suele superar los 6 metros de altura.

Fresno Blanco

El fresno blanco es un árbol que simboliza a la perfección la llegada del otoño, época en la que sus hojas adquieren un bello y característico color dorado. Es de grandes dimensiones y se hace notar, pues llega a crecer hasta los 40 metros de altura.

También es conocido como el fresno americano por ser originario de Norteamérica: desde Quebec hasta el norte de Florida. Tiene una madera de color muy claro que se aprovecha para crear herramientas y también para hacer utensilios como los bates de béisbol.

Árbol del paraíso

Es similar a un olivo con la principal diferencia de que esta variedad es de hoja caduca, de hecho, también es conocido como olivo de Bohemia. Crece con gran rapidez y resulta perfecto para elaborar frondosos jardines en tiempo récord, ya que sus hojas son muy armoniosas y desprende un aroma de lo más agradable.

Se da originalmente en zonas de climas muy secos, como en Asia central y sudoccidental. Puede alcanzar los 25 metros de altura y da unos pequeños frutos parecidos a los dátiles, sin embargo, no se suelen comercializar como comestibles.

Álamo Blanco

El álamo blanco es popular por su impactante belleza, puesto que nace con un impoluto color blanco que se extiende desde su tronco hasta sus propias hojas. Además, son ejemplares muy imponentes, con gran presencia, pues pueden alcanzar hasta los 30 metros de altura.

Se encuentran en España y en Marruecos con mucha frecuencia, e incluso su crecimiento se extiende por algunas partes de Asia. Es por las características ambientales, pues se trata de un árbol que crece bien con la humedad, cerca de caudales de agua y con temperaturas elevadas.

Publicaciones relacionadas